14 de abril de 2007

Abre...y entra...


Hoy no estaré en casa, pero dejo la puerta abierta...
Es posible que te reciba alguno de mis duendes, ellos saben que vas a llegar...
Pedro Guerra: "pasa"
Detrás de la puerta hay una opción para seguir soñando en brujas hermosas, príncipes sin coronas y piratas honrados...

9 comentarios:

Botas de agua dijo...

Aquí estoy y te espero con la leña y la canción. Aproveché para dejar notas en las habitaciones. Espero que te gusten. Siento haber llegado un poco tarde... (no dudé al pasar y creo que me quedo) ¿Puedo darte las gracias por estar siempre ahí? ¿puedo decirte que me gusta tu nariz?
(vuelve pronto, que las ganas de tus letras son siempre ansiosas)

Alegria De La Huerta dijo...

Parece mentira cómo las cosas pueden en cambiar en tan solo un instante. Necesito un duende para mi, pero también me pido otro para quién más quiero y que ahora está sufriendo y va a sufrir mucho. No te preocupes que te los devolveré. El segundo se lo llevarán para el sur un tiempo, no te preocupes. Cuando los dos duendecillos vuelvan a reunirse no te preocupes que te los devuelvo. Perdona por tomarme esta libertad, pero es necesario.

India Ning dijo...

Pues sin duda, entro y tomo asiento. Y si Pedro Guerra acompaña los pasos, hasta me quedo un buen rato.
;)

Besos.

Botas de agua dijo...

Oye, chica, me ha entrado un poco de hambre y me he tomado la libertad de entrar en la cocina... Pensé que llegabas antes ;) ¿Qué habrá en la nevera de Amandine?

amandine dijo...

ya estoy de regreso y mis duendes y unas notitas que decoran toda la casa me informaron de las últimas novedades acontecidas en estas horas de ausencia en el hogar:

de Botas me dijeron que llegó y que no dudaron un instante en abrirle la puerta. Llamó con tal delicadeza que todos unanimemente decidieron que sería el primer invitado de la jornada.
Me contaron que respira ternura en cada movimiento y que le hacen falta abrazos cálidos y palabras dulces últimamente.
Me han dicho algo que dijiste de mi nariz y yo me sonrojo porque siempre tuve complejo (adolescentes reminiscencias y herencias paternas que le gustaría no existieran)...

De Alegría me dijeron que necesita dos duendes y que después de un rato de charla duendil llegaron a la conclusión de que se marcharán con ella el tiempo que requiera: el Duende de la Fortaleza y el de el "Amor sin límites". Cuando llegué ya se habían ido contigo...apremia que te echen una mano. Confío en que te servirán de ayuda.

De India Ning me contaron que entró por curiosidad y que se quedó un rato más del que pensaba..., buena conversación y mejor compañía.

Y por último, Botas llegó de nuevo, con hambre esta vez y le debieron ofrecer lo que había: ensalada (múltiples combinaciones, pues la dueña es aficionada-obsesiva por las mismas), quesos variados (idem de idem), unas fresas y la verdad nada de carne.
el pescado estaba congelado y no pudieron hacerle nada...legaba demasiado hambriento (¿sólo de viandas o también de palabras?)

No hay nada como sentirse en casa...

Un beso especial para cada uno y un sueño hogareño y compartido...

Alnitak dijo...

Yo me he traído a mis duendes conmigo, pero estaré encantada de presentarles los tuyos.
:-)

pd. Yo también quiero seguir soñando.

Mari dijo...

necesito una tiara

amandine dijo...

genial Alnitak, igual esta tarde hacemos una fiesta de duendes y sueños, te parece??

querida Mari:
la tiara, cómo la quieres, porque sé hacer unas preciosas con flores y cintas de colores entrelazadas...pero pídeme tú la que desees... (tengo unos duendes que me pueden echar una mano...).
si te pasas a la hora del té, te la hacemos...

un beso y un sueño de sueños

Alegria De La Huerta dijo...

Amandine, solo pasaba por aquí para devolverte los dos duendes que cogí casi sin permiso. Se han reencontrado esta tarde los dos, el de la Fortaleza y el de el "Amor sin límites". Ya contentos y yo también, te los devuelvo. Espero otra vez no necesitarlos con tanta urgencia y en todo caso pedírtelos picando a la puerta previamente.