21 de febrero de 2012

Juntos




Lágrimas de impotencia y de rabia.
lloro como maestra. Como madre. como ciudadana.
Mis lágrimas nacen y brotan al contemplar, una y otra vez, y cada vez más, el atentado a los derechos más fundamentales de los seres humanos.
Mis lágrimas no curarán los golpes de los críos que luchan por lo que se merecen, una calidad en la enseñanza, pero mi voz, junto con la de todos, sí puede lograr algo.
Nuestra dignidad está siendo abofeteada en cada esquina de Valencia.
Nuestros derechos.
Y los de nuestros hijos.
No somos "el enemigo".
Somos, sencillamente, ciudadanos que luchan por mantener aquello que nuestros familiares, no tan lejanos, ya lograron corriendo de otros Nacionales.

Nuestra fuerza es la unión pacífica de ideas y derechos comunes.


14 de febrero de 2012

Declaración de Amor



Amo la Madre Tierra.
Amo cada valle, cada inclinada montaña, cada río, cada océano.
Amo sus colores, sus aromas.
Amo el tacto suave de su piel en primavera y su áspero y ocre otoñal.
Amo sus frutos, sus regalos hechos mieles y jaleas, su dulzura y también sus tempestades.
Amo la lluvia y los árboles, la calima y el mar, la niebla y el invierno.
Y amo los animales que en ella habitan.
Amo al humano que la cuida y venera.

Y hoy, le declaro mi amor a ella, porque habitualmente, no lo hago.


"Pruebo la Tierra Roja
Y reconozco mi humanidad
Siento el impulso creador
Y mi espíritu planea
Como el halcón que vuela en espiral
Puedo tocar el calor
Del Abuelo Sol
Para que mi corazón
No se enfríe nunca.


Entonces voy al centro
De mi Espacio Sagrado
Entrando el Silencio
Para redescubrir la
Llama Eterna del Amor."


Jamie Sams . La Medicina de la Tierra.

9 de febrero de 2012

quietud















Descalza
sobre la nieve de los sueños
recorro el invierno
y en cada esquina del tiempo
Busco
encuentro
[un momento a solas]
frente a ti.

Ahora
bajo el edredón de la piel
aún duermes.


Silencio y quietud.
Cálida ternura para el deshielo de la madrugada.



11 de enero de 2012

Año nuevo



Un latido
[nuevo]
dentro de la noche,
me despierta.

Nueva,
la luna creciente
[inside me]
me sonríe.

Una sonrisa de luna interna
[me late dentro]
esperando despertar,
de nuevo.



7 de diciembre de 2011

niebla



Vapor condensado de nubes y certezas;
partículas de sueños que descienden
y se posan,
[suavemente]
ante mis ojos.

La niebla no dificulta la visión,
tan sólo,
abriré los ojos de la emoción.

Es por eso que un poco después
[como una linterna en la oscuridad]
regresa el sol.

(escuchando)

2 de diciembre de 2011

arrorró, mi niño...

Pues la certeza del sueño
inclina mi cabello hacia tu mano
y en silencio brotan acordes
que desnudan la ternura.

Es mi vientre materno
lleno de la vida que emerge
la que acuna mi camino
hacia la orilla en que tocar tu nombre.


Pd: a mi bebé Manuel en sus 20 semanas de gestación.

Tatiana Parra & Andrés Beeuwsaert. "Aquí"

18 de marzo de 2011

Dreaming

De la mano del viento del oeste
una noche de octubre,
(el otoño desvestía la arboleda)
llegaron tus ojos a mi encuentro.
Y juntos dedicimos contar
las estrellas de aquel cielo
.

*Day by day
night by night*

Hoy los sueños
tornaron realidades.
Y una estrella bajó aquella noche para vivir con nosotros...
Un día especial on Storybird
PD: eres un padre genial...

31 de enero de 2011

To inside


Me desvisto.
Me inclino hacia dentro,
desde la orilla hacia el océano.
Contemplo los contornos que el silencio
desenmascara
en mi.
Un casi todo en casi nada:
un pellizco de sal en las mejillas
una bocanada de sol en el dorso de la mano.
un fragmento de penumbra en los pliegues de la falda.

Me desvisto.

Dentro,
siento mi esencia
desnuda.

Esperanza Spalding – Little Fly

21 de noviembre de 2010

desierto


Un suave aroma a limón
desnuda el paladar de la memoria,
cuatro notas inertes, suspendidas y átonas
susurran el poniente en las caderas del viento
y el silencio y la sed
perfilan los contornos del páramo del alma.
Desde la oblicuidad de la penumbra
acontecen las horas del desvelo.



Sueñan las piedras de orgánica materia.

12 de agosto de 2010

perséidas



surcos de luminosa incandescencia

como lágrimas celestes
como livianas gotas de neón acariciando la noche.

este recorrido estelar me recuerda
que una madrugada de agosto [hace ya años]
lancé un deseo a las estrellas yacentes:

estar como estoy hoy.