23 de febrero de 2009

Vals con Bashir



A veces las películas golpean y duelen.
A veces, uno acaricia las lágrimas de la impotencia y se viste en silencio mientras la sala enmudecida mastica las imágenes que acaba de ver, de sentir.
A veces el cine nos acerca a la realidad, nos proyecta el delirio, nos sacude el polvo de la historia y nos abre la puerta para descubrir que no fue hace tanto.

No fue hace tanto...

A veces, 87 minutos sirven para hacer condena de lo que ocurrió, de lo que sigue ocurriendo.

A veces, el cine molesta a algunos, pero siempre, siempre es necesario.

"Vals con Bashir" 2008

1 comentario:

MaRu-LaNdIa dijo...

a veces... para mi es necesario casi siempre...

besos de nostalgia!