25 de noviembre de 2008

il pleut




Hoy necesito que la lluvia
como un silencio de fado
descubra la ciudad y mi tristeza.


Sobre este mar que de los charcos queda
posaré las sonrisas de ayer
y como en un barco de infancia
navegaré hasta el cenit de este día.

Hoy necesito que el otoño
como un canto antiguo
acune la tarde y mi nostalgia.

Y que el recuerdo de tu esencia
repose, para siempre,
prendida en mi memoria.

Son tus palabras las que de luz
inundan la sombra de tu marcha
y entonces, sonrío...
[bien sabes lo que digo]
...no te has ido.

Pd: A Jose Luís (Tierra), poeta y amigo, que ya ha dejado de tener miedo a volar...y ahora comienza su Fluir.

Fluir

Si todo es azul y desciende vertical sobre las cosas,
por qué me preguntas por la nube,


por la sombra,


por el ruido que hace mi silencio al estremecerse.

Si hacia la tierra -(el mundo)-
viajo vertiginosamente,

¿para qué me colocas tus huellas delante como un sendero

si nos asustan los mismos miedos,
-(de qué sirve dejar aparcada la esperanza.)-

Vivir, vivirlos es nuestra única esperanza
para que todas los cosas fluyan en nosotros.

José Luis Tobalina

2 comentarios:

JuanMa dijo...

Un abrazo muy fuerte.

mari dijo...

pero qué linda palabra "fluir", tú das mucho cuenta de ella niña. Es como si no existieran intersticios que unen puntos en el tiempo, es como sie le tiempo se inserruccionase ante la belleza de la voluntad no proactiva.