3 de enero de 2008

NE(w) [ye]AR




Cercanía y deshielo. Silencios de azúcar. Sonrisas como plumas. Lluvia de pronombres.Trasatlánticos puentes. Café y ternura en el rincón del sofá.

La primavera, siempre.

Dunas de algodón sobre la almohada. Trenes y palabras. Confitura de caricias con chocolate. El beso tibio del verano. Océanos y bóvedas celestes.

El otoño preñado de realidad.

Lágrimas sin impermeable ni paraguas. Cuentas de colores en las ventanas. Magia sobre los tejados. Peces de plastilina en los espejos.

Y en invierno, si es preciso, tejeré una bufanda con las nubes malvas del atardecer...





5 comentarios:

JuanMa dijo...

No hará falta bufanda. Leerte ya da calorcito para pasar el invierno.

Me encantaron las caricias con chocolate.

Besos soñando despierto.

Danelí dijo...

las estaciones siempre dieron qué hablar
y este año, no es la excepción


=)*
un beso y un abrazo
feliz 2008
feliz feliz

Paz dijo...

¿puedes dejar alguna nube malva en el cielo?
me gusta sacarles fotos desde la ventana del baño.


sueños concatenados

Lunarroja dijo...

¡Qué bonito!
Es una de las mejores definiciones del paso de las estaciones, sin duda.

Me gusta el invierno. Hoy, más.

Besos abrigados,
sueños invernales.

Beauséant dijo...

es una buena idea, las bufandas intangibles dan más calor y pican menos que las reales...