23 de abril de 2007

Todo estaba aquí

Hace algún tiempo que tuve la mágica fortuna de encontrarme en el camino con Eva y Andrés.
Compartimos desde entonces palabras, versos, canciones, sueños y vida.

Es difícil intentar perfilar y colorear con palabras a aquellos seres que con su presencia, sus actos y su humanidad lindan entre lo real y lo soñado.
Magia en estado puro fuera y dentro del escenario.

Supongo que no por casualidad, ayer, de regreso a casa, mientras conducía y pensaba en qué personas quiero que estén en mi vida ahora, el duende pinchadiscos del coche decidió poner esta canción...



Y la lista de nombres empezó a fluir sola...

6 comentarios:

Empiezo a Entender dijo...

;-)

Juan Cosaco dijo...

Es lo que tienen los duendes pinchadiscos, que entre ellos y los recomienda-pelis te dan los pequeños trucos para solucionar los grandes problemas de la vida.
Tienes suerte de tener una lista de gente con la que quieres estar, mucha suerte, que seguro te has ganado a pulso. Cuidala.
Salud!

Botas de agua dijo...

Aquí están las noches que me ayudan a dormir... y aquí estoy, Amandine. Gracias, me encantó. El beso de tus noches.

Agnóstico Apático dijo...

tuve la oportunidad de verlos y me dejaron un buen sabor de boca... Saludos.

amandine dijo...

y Todo sigue aquí:

@empiezo a entender: comprendiste...
@juan: más que tener una lista de gente con la que quiero estar, es un momento vital en el que no está de más hacer recuento de los imprescindibles..., a veces viene bien no dispersar afectos...
Los cuido bien; ellos también a mi..
Botas: qué lindo sos...
Agnóstico: tenerte por aquí siempre es una alegría. ;)

Un beso y un sueño presente.

Alnitak dijo...

A mi me persiguen esos duendes todo el rato, y aunque los quiero mucho al final siempre terminan haciéndome llorar.