2 de abril de 2007

Cuéntame un cuento...

Esta mañana me he despertado muy pronto, agitada por todas las cosas de adulta responsable que estaba obligada a hacer.
Seguí la pauta de órdenes interiorizadas ya por el hábito: desayuno, ducha, recoger y hacer la cama, colocar los papeles necesarios para las gestiones burocráticas y después de un último vistazo a las llaves, la cartera y el teléfono, salí a la calle.

"The Art of Flying" Z. Preisner


Llovía, pero no me importó ir sin paraguas.

Entregué los papeles y gestioné las aburridas burocracias con una asombrosa rapidez. La administrativa que me atendió, para mi sorpresa, me sonrió dos veces; el caballero de la oficina del banco me despidió con un "hasta luego" cortés y amable después de explicarme detenidamente cada paso a seguir...

Volví a salir a la calle... y sin nada ya que me preocupara me puse a caminar por la ciudad.

Me detuve frente al escaparate de una librería.
La gente como yo, enferma de libros, no debe pararse frente a este tipo de establecimientos...son tentadores como las pastelerías, con esas bandejas de bombones de mil y una clases... y solemos hacer un ejercicio de fuerza de voluntad, sabiendo que si por un casual abrimos la puerta y las campanillas de la entrada nos saludan, ya no hay escapatoria... estamos perdidos...

Y hoy me dejé llevar por la tentación de dulces palabras, golosinas para mis ojos, chucherías que decoren mi mesilla de noche...

Y entonces lo vi.

Hay días en que los libros te buscan.
Y te encuentran.
Hoy, me he regalado "Princesas olvidadas o desconocidas".

Ha sido un amor a primera vista.

Y mi regalo de cumpleaños.


"...son muchas las princesas que viven escondidas
en el fondo de un palacio o en lo alto de una torre.
Están tan bien ocultas, que algunas incluso han olvidado
quienes son.
Y, sin embargo, merecen volver a ser descubiertas.
He aquí, por esta razón, reunido en un solo volumen todo lo que se sabe de estas princesas desconocidas, anónimas, desaparecidas.
Secretos de palacio, rumores de pasillo, confidencias de gabinete, bosques encantados, enredos de tapadillo, animales de compañía, todo queda aquí explicado, expuesto, entremezclado. Sólo hay que buscar, investigar y revolver para descubrir el mundo de las princesas olvidadas.

Y, ¿quien sabe? Puede ser que alguien reconozca a alguna de ellas..."

18 comentarios:

rfm dijo...

feliz cumpleaños, amandine.

amandine dijo...

Gracias amigo de las coincidencias...

;)

(fue el 25 de marzo, pero no he podido celebrarlo...)

Un saludo y un sueño de cuento.

Alegria De La Huerta dijo...

Pues tiene muy buena pinta esto de las princesas, además la portada engancha mucho. El texto que has añadido la verdad es que promete. Yo debería autocensurarme y no volver a comprar ni un libro hasta que acabe los que inundan mi mesita de noche. De hecho el que leo ahora también fue un autoregalo de cumpleaños ;)

amandine dijo...

La verdad es que son unos regalos magníficos, verdad???
yo llevo parte de la tarde enganchada viendo las ilustraciones, que son una auténtica maravilla, y los textos...

si no es muy indiscreto, qué libro es??
un beso y un sueño de princesas kañeras... (que también las habemos)

Botas de agua dijo...

Yo acabo de encontrarme con una en mi blog, se llama Amandine, ¿te suena?
Hermoso blog el tuyo; he de reconocer que si hago caso a tu metáfora (librería=pastelería) sufro de bulimia; siempre tengo un hambre voraz, a veces como sin parar, pero siempre creo que voy a poder con todo y soy incapaz... agradable visita la tuya (y sí, afortunadamente, ya es lunes)

amandine dijo...

Gracias...,
ya ves, se llega lejos con unas botitas de agua, eh?
Los bombones y los libros han de tomarse con cuidado...mediando bien entre uno y otro, que siempre se nos pueden indigestar...
ahora, que son tan tentadores, tan sugerentes, mmmm....

Linda visita.
Un beso y un sueño de botas con gato.

Juan Cosaco dijo...

Vaya paradoja! una republicana que piensa en princesas! pero si he de elegir entre princesas ocultas por descubrir y reinas (aunque sean las del baile), me quedo con las primeras.
Y es que a quien tiene alma de explorador, no hay cosa más hermosa para descubrir, que un ser especial.
Y encima va y le pones música de Preisner... eso es porque te han sacado los colores? (azul, blanco y rojo?)
Salud!

pd: Si tuviera que contar un cuento, te diría: "como desees"

amandine dijo...

Mi querido Juan:
si hubieras visto el libro conmigo esta mañana te hubieras dado cuenta de que muchas de las princesas que esconde este libro son unas auténticas revolucionarias, no rebeldes de medio pelo, niñatas caprichosas, no, no,...quizás,por eso, quedaron relegadas en la historia de los cuentos...
De todas maneras tampoco soy yo partidaria de reinas y nunca he creído en los príncipes azules (la realidad en esto supera a la ficción) y sin embargo, como buena exploradora, no renuncio a seguir buscando, y porqué no, encontrando cuentos maravillosos.

Un beso de cuento (que deje a la rana tal y como está, pobrecilla).

;)
PD: ¿Me cuentas un cuento?

Juan Cosaco dijo...

Como desees.

amandine dijo...

Es uno de los cuentos más bonitos que me han contado últimamente..., claro que yo podría continuarlo, verdad?

Lo que yo deseo... y cómo lo deseo...
Lindo regalo de cumpleaños...

Mil gracias y un sueño de cuento inacabado.

EL CHICO GRIS dijo...

los peligros de las librerias. yo siempre me digo: No, ni de coña, nada... bueno, echar un vistazo... no, no, si tengo mogollon de libros pendientes... y el clink clink de la caja

saludos, soñadora

Mari dijo...

yo, a veces, quiero ser una princess, si si si, una princess, pero no como rapunzel. Pero claro, la tiara....
menudo problema
besos linda

rfm dijo...

me siento muy identificado con lo que dice el chico gris. uno va repitiendo para sí mismo: "solo mirar, solo mirar...". y clink, clink, clink.

saludos

Tierra dijo...

He abierto tu blog y ha salido el sol en esta ciudad del Sur que mira a África. En este espacio virtual habitan princesas. Gracias por tu magia.

Hache dijo...

Pos nada, que me he dicho a mi pispa "araña, vé a ver quien es esa tía que te ha dejao un comentario tan amable en el blog" y me he encontrado con ésta gozada de sitio.
Cualquiera que ame los libros tiene mis simpatías -pobre- por adelantado y si encima escribe así de bien...
Nada, nada, que con tu permiso o sin él me pasaré por aquí siempre que pueda.
Saludos de una araña republicana, que sin embargo, también debe tener a una princesa escondida por algún lado ;)

Ah! Y feliz cumpleaños con muuucho retraso!

canichu dijo...

te abro link desde mi blog... y cuidado con las librerías... las carga el corte inglés.

Pícaro dijo...

felicidades con retraso amandine!!

A veces pienso que los libros son como drogas alucinógenas y las librerías son los camellos que te las venden, jejeje

Esta tarde me acaba de llegar un pedido de libros, me gasté 50 euros y ahora estoy pobre de nuevo, estoy enganchado y mi vida es un infierno, jaja


un saludo ;)

Alegria De La Huerta dijo...

El regalito que me hice fue "Una chica sobre la nevera y otros relatos" de Etgar Keret. Te dejo el link al post que hice cuando me lo compré. Ya ves, me lo compré en enero y voy superlenta... no me da tiempo a más. Leo un relato cada dos o tres noches. Son unos relatos cortos de una a tres páginas, muy dinámicos, incisivos, duros, crudos... pero a veces también inocentes. Relatos para adultos. Te lo recomiendo, lo compré en La Casa del Llibre, lo puedes buscar por internet a ver si está en alguna otra librería. Es una pena porqué me gustaría encontrar otros libros de este autor pero creo que está difícil la cosa ;)