27 de abril de 2007

Caracoles, luceros y sueños




Siempre he admirado a quien sabe enseñar sin dejar de aprender, a quien, como por arte de magia y sin pudor alguno, llena su conocimiento de lo desconocido y con ello, se conoce mejor y se deja conocer.






"Lo Feo" Gema y Pavel


Hay días que, si, casualmente, dejo abiertas la puertas y descubro a alguien así a mi lado, de pronto, el tiempo se deshilvana y el espacio se algodona.


No cabe el miedo ni el vértigo.


Tengo la certeza de que más allá de los sueños, sigue habiendo con qué soñar...




Los Portadores de Sueños-fragmento- (Gioconda Belli)


" En todas las profecías


está escrita la destrucción del mundo.


Todas las profecías cuentan


que el hombre creará su propia destrucción.


Pero los siglos y la vida que siempre se renueva


engendraron también una generación


de amadores y soñadores,


hombres y mujeres que no soñaron


con la destrucción del mundo,


sino con la construcción del mundo


de las mariposas y los ruiseñores.


Desde pequeños venían marcados por el amor.


Detrás de su apariencia cotidiana


Guardaban la ternura y el sol de medianoche(...)


(...)Son peligrosos - imprimían las grandes rotativas


Son peligrosos - decían los presidentes en sus discursos


Son peligrosos - murmuraban los artífices de la guerra.


Hay que destruirlos - imprimían las grandes rotativas


Hay que destruirlos - decían los presidentes en sus discursos


Hay que destruirlos - murmuraban los artífices de la guerra.


Los portadores de sueños conocían su poder


por eso no se extrañaban


también sabían que la vida los había engendrado


para protegerse de la muerte que anuncian las


profecías


y por eso defendían su vida aun con la muerte.


Por eso cultivaban jardines de sueños


(...)porque el que no tiene ojos para soñar


no ve los sueños ni de día, ni de noche (...)


Y en el mundo se ha desatado un gran tráfico


de sueños


que no pueden detener los traficantes de la muerte;


(...)la semilla de estos sueños no se puede detectar


porque va envuelta en rojos corazones


en amplios vestidos de maternidad


donde piesecitos soñadores alborotan los vientres que los albergan.


Dicen que la tierra después de parirlos


desencadenó un cielo de arcoiris


y sopló de fecundidad las raíces de los árboles.


Nosotros sólo sabemos que los hemos visto


sabemos que la vida los engendró


para protegerse de la muerte que anuncian las


profecías. "


Para F. duende y soñador.

15 comentarios:

.JL. en los afelios dijo...

Ayer tuve un sueño
(como decía Martin L.King)
un sueño verde y terciopelo.

Donde ahondabamos una realidad confusa y cegadora.
Donde todos somos artistas y soñadores
y con efusividad nos leíamos
los unos a los otros.

Fué tan real como tus palabras,
como tus citas escogidas con esmero y precisión.

Ayer me di cuenta que hoy sería la última vez que hablaría de pasado.

Ahora solo habaré de presente,
del futuro que ya es nuestro
y no es de nadie.

Y solo leeré a soñadores,
soñadores como tu.

SamLuok dijo...

Buen blog, en todos los sentidos, ya pasaré por aquí yo también.
Me alegro que te gustara el relato ese de la nieve.

amandine dijo...

esta noche tuve un sueño...

y como la luz, esta mañana invadió mi ventana.

Gracias por vuestras palabras, vuestros sueños, vuestra realidad compartida, vuestra onírica presencia.

Un beso y un sueño verde y aterciopelado, JL...

Samluok, un sueño de relatos breves y vidas eternas

Paz dijo...

Un sueño que sueñas solo es un sueño. Un sueño que soñamos juntos es realidad. ( o algo así, traducido del inglés).

Tengo tantas cosas que soñar que a veces se me olvida dormir.
Y al abrir los ojos (aunque no los hubiera cerrado), al abrir los ojos me gusta mirar las sonrisas de gentes en el metro, los sin prisa ni impaciencia en el paseo hacia la facultad (soy así de niña) y cómo llega la primavera hasta aquí. Un abril con sabor a octubre.
Y sueño también con gentes que sonríen más allá del mar, con niños capaces de jugar al pilla pilla en el desierto. Que todo es posible. Sí, todo. Sin destrucciones absurdas, ni odios, ni gritos, ni ceños fruncidos.

un sueño colectivo

Botas de agua dijo...

Lo leí y lo ví claro... G. Belli habla de ti... ¿pues no eres tú portadora de sueños? ¿no debieron tus "piesecitos alborotar el vientre que te albergó bajo un amplio vestido de maternidad"? Yo a veces me pregunto: ¿cómo fue niña Amandine? ¿cómo era ella? Yo admiro a quien ama su trabajo. Tú, maestra admiras a quien enseña sin dejar de aprender...
(sabes? creí que tu habías sido "anónima")
¿eres peligrosa?

amandine dijo...

creo que un minuto, si está lloviendo.

dos, si hace sol.

tres...

Botas de agua dijo...

ya está, no? por un momento casi creo que soñé, de tan rápido... dijiste uno, dos o tres... y desapareció...

Juan Cosaco dijo...

¿Cómo distinguir la realidad del sueño? uno va antes que la otra, para los que luchamos por convertir en realidad los sueños de otros.
Otros vendrán que harán realidad los nuestros; me parece que todo esto va de apoyo mutuo.
Salud, y sueños!

Mari dijo...

me gusta soñar despierta, algunos lo llaman ilusiones, esas que me envuelven y me animan a sonreir

Matta dijo...

Siempre habrán sueños y por quien soñar...bonito texto el tuyo...un saludo desde Chile

Botas de agua dijo...

Por cierto, quien dice hoy... dice mañana ;) Ahora que ya sabes dónde trabajo, te puedes pasar y te invito a un café... No hay prisas, no hay pausas. Hay sueños, blogs y comments... relatos y voces llegarán tarde o temprano, pero el tiempo es (sólo a veces) generoso... así que tómate tu tiempo, cuando llegue, llegará y será bien recibido... yo ahora me acuesto porque oigo los pájaros y me doy cuenta de que mis dedos se han quedado enganchados al teclado del ordenador... (beso cómplice y travieso de una tarde divertida)

Juan Cosaco dijo...

Yo no tengo ni idea de enseñar, pero aprendo todos los días algo nuevo. Creo que mi karma no está igualado, siempre salgo ganando yo, egoístamente. De todas formas, intento compensar, al menos compartiendo de alguna manera las cosas que aprendo.
Salud!

.JL. en los afelios dijo...

Quizá llevo demasiado tiempo despierto,
pero creo que durante todas esa vueltas de reloj que andado soñando que regresaba para releerte...

y ya espero impaciente tu nuevo post.

Doctor dijo...

Mmmmmm, Amandine, el nombre secreto de George Sand... interesante...

Un saludo del Doctor,

Crítico insolente de Blogs

Esceptico dijo...

Caí aquí como por accidente. Y al ir avanzando por tus líneas, entre "av pág" y "av pág", me aparece la música de Gema Y Pável. Y entonces me vino a la memoria aquel tugurio cubano de Madrid, donde un día, hace años, les conocí. Justo después de escucharles cantar esta misma canción.