2 de marzo de 2007

My Favorite Things



Llego a casa y es tarde.

Los cristales de las ventanas oblicuas de mi habitación abuhardillada descubren una claridad que no es habitual.

Hay luna llena.

Me siento a observar y comienza el ritual.

Durante los últimos días le vengo dando vueltas a la idea de hacer una lista de mis cosas favoritas, quizás por el hecho de haberlo comentado varias veces con Irune, por dejar que Coltrane haya vuelto a entrar en casa y salir de mi voz, o quizás por la simple complejidad que es volver a sentirse bien y querer dejarlo patente, como si de ese modo se fijara en palabras y tomara consistencia de realidad gráfica, evidencia que de otro modo podría llegar a desvanecerse.

Ayer, mientras regresaba de Madrid en tren sonó al azar en mi mp3 "My Favorite Things" y mientras el saxo garabateaba la frenética melodía decidí que era el momento de comenzar esta lista:


- Viajar; sin tiempo establecido, en buena compañía, cambiando de planes sobre la marcha e inventar nuevas rutas. Conocer nuevas calles, plazas, avenidas, paisajes, gentes y comidas.

-Conocer; ir descubriendo la belleza oculta que se esconde detrás de la primera impresión.

-Reírme; de mí, de todo, de lo que ayer dolía, de lo absurdo. Reírme hasta que me duela la barriga, hasta no poder más, hasta desfallecer de la propia risa que da la risa.

-Hacer nada; ver nacer y crecer tímidamente los tulipanes y el madroño de mi patio, tomarme un té sin prisas, escribir aquí, pintar con mis acuarelas, tararear mientras hago nada, retozar sobre la cama haciendo nada...

- Desvariar; hablar hasta las tantas con los amigos, mudarme de casa y de ciudad, hacer el payaso en clase, inventarme nuevos juegos con Irune en la playa de los Muertos, cantar por la calle, ir a kick-boxing, saludar al vecino que nunca dice nada y mirar qué cara pone, salir un sábado por la noche a tomar cerveza con nariz de payaso...

- Moverme; ir en bici, conducir, volar en avión, escalar montañas, pasear por la ciudad.

- Construir, de construir, enseñar, escuchar, cantar, analizar, bailar, criticar, descubrir, explorar, odiar, gozar, gozar, gozar... la música.

- Las pequeñas-grandes cosas; el olor del café recién hecho, la ducha matinal, los besos de mi madre, el olor de mi hermana, tomar el sol, la cerveza en mi terraza, un concierto en un buen garito, un abrazo inesperado, estar en casa, bailar hasta caer rendida, emborracharme a base de Lambrusco, hacer un regalo sin motivo, encontrar un libro que me enganche y desear que no termine nunca...

- Hacer y deshacer el amor.

De momento, Coltrane y yo, nos quedamos aquí.

Vosotros podéis seguir.

1 comentario:

sorongos dijo...

Que bien poder bailar contigo y tus bonitos sueños,volando con las músicas que eliges y nos regalas.